DESÓRDENES DE SUEÑO Y ENFERMEDAD CARDIOVASCULAR

En forma cada vez mas frecuente los cardiólogos integramos  a  nuestro que hacer clínico los problemas del sueño de nuestros  pacientes.

Algunos años atrás no habría pensado en la relación que tienen los problemas del sueño, las apneas del sueño con la enfermedad cardiovascular y su pronóstico.  Mi inquietud nace luego de un ciclo de conferencias con los neurólogos especialistas en sueño de la clinica indisa , Dres. Vivaldi y Peirano, y desde ese momento he integrado a las alteraciones del sueño  como factores de riesgo de la enfermedad cardiológica.

Hoy día sabemos que las alteraciones del sueño y las apneas, son  un gatillo para  distintos eventos cardiovasculares.

En usa, aproximadamente , 40 millones de personas tendrían algún problema del sueño, de éstos un 50% presentaría apnea del sueño.

El estudio prospectivo de winsconsin,  sobre el sueño, demostró que aproximadamente un 9% de las mujeres y 24% de los hombres tendrían al menos apnea del sueño leve.

Esta patología genera  grandes costos por disminusión de la productividad de los pacientes que la padecen.

Ahora dirigiendose a los mecanismos que se relacionan con las enfermedades cardiovasculares, tenemos primero que nada la co-existencia  con otras patologías como la hipertension arterial, obesidad, tabaquismo, diabetes; pero además existe evidencia que las  apneas obstructivas  del sueño producen per se  problemas serios y desencadenan eventos cardiovasculares.

En lo mas técnico durante el episodio de apnea se  produce una gran presión negativo, intratoráxica, lo que se traducirá en un mayor trabajo para el funcionamiento del corazón (ventrículo izquierdo).  Junto con esto los ciclos de apneas desencadenan una importante  estimulación adrenérgica, lo que que aumentará las cifras de presión arterial y los niveles circulantes de catecolaminas (adrenalina).

Lo anterior junto con el aumento de marcadores inflamatorios (citoquinas inflamatorias) y radicales libres, estos últimos conocidos por su efecto nocivo, en las paredes de las arterias.

En suma los episodios de apnea obstructiva  del  sueño determinaran la acción de muchos elementos nocivos, para el sistema cardiovascular.

Sucede que los episodios de apnea producen falta de  oxígeno (hipoxia) retención de co2 (hipercapnea), presión negativa intratoráxoca, aumento de actividad simpática y posiblemente  vasoconstricción  arterial del territorio pulmonar.

En estos pacientes tambien se hace evidente una desregulación metabólica,  síndrome metabólico y alteraciones en el  metabolismo  o producción de leptina que lleva a transtornos del apetito y subida de peso.

Dentro de las enfermedades  cardiovasculares la que mas se relaciona con las apneas del  sueño, es la hta.  También está relacionada con el aumento  de accidente vascular cerebral  e insuficiencia cardiaca.

En relación a las enfermedades edl corazón propiamente  tal , los episodios de apnea producirán arritmias  dentro de las cuales destaca la fibrilación auricular.

Es interesante la relación que habría entre arritmias  ventriculares  y el síndrome de apnea nocturna del sueño, las que podrían estar relacionados con el gatillamiento der la apnea del sueño del  reflejo de inmersion , reflejo que está presente en todos nosotros para evitar afixia al estar bajo el agua .

Al momento sabemos que existe una asociación entre enfermedad cardiovascular y el síndrome de apnea obstructiva del sueño, y está por ser demostrado  si el tratamiento de la apnea del sueño reduce los riesgos cardiovasculares.  En el tratamiento de este síndrome  es prioridad el cambio de estilo de vida, considerando el control del peso, evitar consumo de alcohol en la noche y evitar sedantes o hipnóticos.

Aquí   incluso pequeñas bajas de peso tendrán una gran repercusión en los episodios de apneas.

Por último el tratamiento con el c-pap, sistema de ventilacion con espiracion positiva y que evita el colapso de la via respiratoria alta  ha sido  de enorme utilidad en la hipersomnia del dia siguiente , las arritmias y sobre todo ha mostrado una gran  mejoria en el rendimiento fisico e intelectual de los pacientes.

El tratamiento quirúrgico tiene sólo indicaciones muy precisas.

Alejandro J. Forero

 

468 ad

Leave a Reply