ENFERMEDADES CARDÍACAS: MUERTE SÚBITA EN DEPORTISTAS

En los últimos años se han visto en la prensa diversos casos de personas que han fallecido mientras practicaban deportes. Lo preocupante es que no sólo se refieren a aquellos que se encontraban realizando actividades competitivas o de alto impacto, sino de personas que estaban en eventos recreacionales o niños en clases de gimnasia. Incluso se han reportado muertes por impactos directos en el pecho, como pelotazos o por golpes fuertes entre deportistas, como futbolistas y rugbistas. Entonces hay que preguntarse, ¿están todas las personas en condiciones de hacer deporte?.

Siempre se escucha que la actividad física y la gimnasia son beneficiosas para la salud, pero existen personas que por antecedentes familiares de enfermedades cardiovasculares o casos de muerte súbita, deberían realizarse chequeos médicos para conocer todo tipo de riesgos.

Es importante destacar que la mayoría de los casos de muertes súbitas en deportes son hombres, que tienen estrecha relación con problemas cardíacos y que la obesidad no es una causa directa. Por otra parte, las muertes de atletas de alta competencia están relacionadas con alguna enfermedad estructural del sistema cardiovascular. Pero una minoría no tiene patología aparente y la causa exacta de muerte puede no ser tan obvia. Sin embargo, la gran mayoría tiene una causa conocida.

Miocardia Hipertrófica

La más común de las muertes súbitas que se pueden detectar es la Miocardia Hipertrófica, enfermedad que tanto en Europa como en Estados Unidos, aparece como la primera causa de muerte súbita en el campo deportivo. En esta patología existe un engrosamiento del músculo del corazón, lo que provoca una obstrucción en la vía de salida de la sangre hacia el resto del organismo. Esto puede manifestarse a través de pérdida de conocimiento o de muerte súbita. Aproximadamente el 50% de los casos son hereditarios, ya que se ha descubierto una falla en el gen del cromosoma 14. Y, el 75% de los portadores de esta enfermedad muere en forma súbita antes de los 20 años.

Existen otras diez o doce causas distintas de muerte súbita en los atletas jóvenes de competencia. Entre ellas podemos mencionar alteraciones congénitas de las coronarias, síndrome de Marfán (ruptura de la aorta) y miocarditis.

No se puede dejar de mencionar el efecto de las drogas, ya que el consumo de cocaína u otros estimulantes adrenérgicos, también pueden producir muerte cardiovascular en la práctica del deporte.

La importancia del diagnóstico

El diagnóstico de estas enfermedades no siempre es efectivo, ya que habría que hacer un estudio poblacional muy grande y necesariamente con exámenes específicos, ya que la historia clínica, antecedentes familiares y examen físico no siempre permiten diagnosticar las patologías mencionadas.

En el caso de detectar una Miocardiopatía Hipertrófica en un atleta, la recomendación inmediata debe ser dejar de competir.

Y si se realiza un diagnóstico cardiológico con riesgo de muerte súbita en un deportista, habrá que efectuar un estudio acabado para decidir si el joven podrá seguir haciendo deporte.

Recomendaciones

Si se cree que alguien está sufriendo un ataque cardíaco y uno se encuentra solo, lo primero que hay que tener presente es la importancia de realizar un masaje cardíaco. De esta forma se reactivará el funcionamiento del corazón. Si llega otra persona, se deben aplicar técnicas de ventilación, lo que se conoce como respiración boca a boca. Lo fundamental es no olvidar que nunca se debe dejar de masajear el pecho, se deben realizar las dos técnicas al mismo tiempo.

Si se entrega la asistencia precisa en el minuto indicado es posible salvarle la vida a otra persona. Existen casos denominados muertes súbitas recuperadas, es decir, casos de personas que han vuelto a la vida luego de haber estado muertos. Algunos quedan con daños neurológicos y otros retoman su vida con absoluta normalidad.

Doctor Alejandro Forero

468 ad

Leave a Reply